viernes, 9 de octubre de 2009

"Mi imaginación se fue volando! ¡Gracias, Abril!



El duende No, vivía en mi casa, y se la pasaba saltando de un lugar a otro, lo que también al duende No le gustaba mucho es ver como los rayos del sol entraban por la ventana de mi cuarto.

Despúes de escondía para ir pensando en las travesuras que en el transcurso del día haría; por lo general siempre escondía mis cosas, cuando yo necesitaba algo no lo encontraba, y mi mamá terminaba regañándome porque no guardaba mis cosas en el lugar correspondiente. Pero un día el duende escuchó a mi mamá que me estaba regañando y desde entonces cuando tomaba mis cosas las dejaba otra vez en donde estaban.

El duende No y yo nos hicimos buenos amigos, y ahora los dos desde la ventana vemos como los rayos del sol llegan a la casa.
Espero le guste mi participación, mi nombre es Abril, estoy en 4to. “A” de la escuela Ing, Oscar Baylon Chacón.

¡¡¡No sólo me gustó!!! Me encantó!!!!
Gracias por este bello cuento y por ese título tan bonito (MGE)

El Duende No en el trabajo de investigación de Ana Pedrosa y Camila Echeveste

Un amigo de papel

Seguidores

Archivo del blog

Buscar

Labels

Páginas vistas en total