jueves, 8 de octubre de 2009

Alfredo Ortiz, de Ensenada, nos cuenta...


El duende No, siempre se escondía en mi cama, cuando dejaba mi cama tendida, el duende salia a destenderla y se ponía a saltar sobre la cama, cuando se daba cuenta que yo lo miraba se escondía debajo de la cama; su escondite estaba bien secreto.
Al otro día me quede espiandolo y no salió de su escondite secreto.
Mi mamá siempre me regañaba porque no dejaba la cama tendida, pero yo si la dejaba arregada, era el duende el me hacia esa travesura. Hasta que un día logre hablar con él, nos hicimos amigos y ya no me destendía la cama.

Espero le guste este lo que imaginé
Mi nombre es Alfredo Ortiz
4to. "A"
Escuela Ing. Oscar Baylon Chacón
Ensenada, B. C.


Pero qué Duende tan travieso! Gracias por tan lindo cuento (MGE)

El Duende No en el trabajo de investigación de Ana Pedrosa y Camila Echeveste

Un amigo de papel

Seguidores

Archivo del blog

Buscar

Labels

Páginas vistas en total