lunes, 5 de octubre de 2009

Los duendes bibliotecarios nos cuentan



El equipo Los duendes Bibliotecarios y el profesor Noé Andrés Torres González
han enviado excelentes ocurrencias y una preciosa historia sobre El Duende No:

¿En qué lugar de tu casa podría aparecer el Duende No?

Yo pienso que el duende podría aparecer en los libros, en la biblioteca del aula porque por lo regular los niños necesitan una motivaciòn para leer.
¿Qué travesuras se le pueden ocurrir?

Tal vez podría aventarles los libros a los niños que no quieren leer y darles regalitos a los que si leen.
¿En qué problemas te puede meter?

Podría cambiar los libros de lugar y esconderlos.
¿Qué buen consejo podría darte?

Sería el de practicar la lectura e intercambiar libros para leer más.
Este era un duende bibliotecario que vivía en las escuelas pero se molestaba mucho cuando los niños no leían y maltratabana los libros.

Un día unos niños se acercaron a la biblioteca del aula con los libros del rincón de lecturas y empezaron a leer unos cuentos, otros leyendas y otros historietas cuando de repente un niño travieso Cristian, empezó a rayar un libro de historietas y burlarse de los dibujos hechos; entonces que sale Bibliopascualion el Duende Enojón y que le empize a regañar: -oye tu quien te crees que eres, crees que los libros se pueden maltratar? gritó el duendesillo que andaba vestido de color verde con un gorro rojo y medias ralladas tenìa lentes y parecía un abuelito cascarrabias. Cristina le pidió disculpas y le dijo que no lo volvería hacer.
Los niños que estabn leyendo se asombraron porque escucharon a otro dudendecillo, era BiblioChuyin el duende alegrin el da regalos si lees un ratin. y en efecto les había dejado una moneda dorada en cada libro que estaban leyendo los niños pensaron que era de oro, pero cuando se acercaron se dieron cuenta que eran de chocolate y se alegraron de ver al duendecillo quien muy divertido andaba vestido de deportista porque segùn el jugaba en el equipo de futbol los duendes de Altamira, y tenían un partido muy importante así que los invitó a todos los niños a presenciar el partido que dejenme les cuento ganaron 1 a 0 con gol de BiblioChuy que por cierto le anotó a su hermanito duendecillo que juega en el otro equipo y se llama Miguelon el portero mas creidón; porque se creìa mucho. Todos aplaudieron a su nuevo amigo el duendecillo bibliotecario y prometieron ir seguido a visitarlo a la biblioteca para leer juntos y acompañarlo a sus partidos de futbol.
Y colorín colorado este cuento se acabado y el que se quede sentado se qued pegado, y el que se quede parado se queda engarrotado.
Jajajaja, qué bonito colorín colorado. Yo me quedé pegada. ¡Saludos! (MGE)


El Duende No en el trabajo de investigación de Ana Pedrosa y Camila Echeveste

Un amigo de papel

Seguidores

Archivo del blog

Buscar

Labels

Páginas vistas en total